Sígueme

Cayendo en la noche

Un gigante bailando un guaguancó sobre el culo de un vaso, la madrugada preñada de whisky vomitando sus libélulas encendidas. Las redadas policiales, la frivolidad de los cigarros al desnudo, el perfecto pretexto de la luna para burlarse de mi fallido salto hacía el vacío. Otra vez será tu cuerpo, otra vez será abril, otra vez será un 'tierno amanecer', otra vez es la cabeza palpitando en su ardor de mediodía...



HECTOR LAVOE- SIENTO

No hay comentarios:

Publicar un comentario