Sígueme

Adiós Prince-pe púrpura



1958-2016

Una lluvia púrpura, cadenciosa y triste cae del cielo roto de Minnesota y las lágrimas de los diamantes y las perlas se han empañado con el exótico canto de una guitarra abandonada que llora en un rincón de un cuarto oscuro en una huérfana mansión en Minneapolis, mientras el príncipe satinado de ojos soñadores, desde otra parte, colorea con su voz melancólica la imperfecta hora de los bares, acompañando el terco blues de los dipsómanos...
 Prince - Purple Rain


No hay comentarios:

Publicar un comentario